El poder de la sonrisa

Aunque el 45% de la población adulta tan solo sonríe 20 veces al día frente a
las 400 del sector infantil, la sonrisa es el arma más poderosa que
tenemos, y es gratis. Además de aportarnos múltiples beneficios, sonreír nos hace más felices. ¿Quieres saber por
qué?
Retroalimenta nuestro estado emocional de forma positiva al
generar endorfinas. De hecho, en estados depresivos, se recomienda
sonreír para que el cerebro lo registre y mejore nuestro optimismo. La
simulación de una emoción la evoca en nuestra mente, según Darwin.
Mejora nuestro atractivo, ya que la expresión facial resalta más y la
geometría gestual resulta más atrayente. Se es percibido como una
persona amable, cordial y accesible, lo cual genera un efecto
contagioso y buen humor.
La confianza está vinculada con una expresión facial más
distendida y agradable. Al resultar más competentes, amigables y
confiables, nos abre puertas a nivel personal, social y
profesional.
Se produce un efecto contagio que distiende el ambiente y
diluye conflictos. La sonrisa es la distancia más corta entre dos
personas y rompe cualquier diferencia o barrera.